Director

Estimadas Familias:

Reciban un cordial y afectuoso saludo.

Es una alegría poder comenzar este año 2021 de manera presencial después de un año que hemos vivido inmersos en el aislamiento a causa del Covid.

Dicen que no hay años buenos o malos, sino de mucho o poco aprendizaje. El 2020 ha sido un año de profundos aprendizajes que quedarán por mucho tiempo en la retina de nuestros ojos. Un año muy particular el que hemos vivido, repleto de incertidumbre, pero poniendo toda nuestra esperanza en el Señor.

Hoy empezamos un nuevo camino, en la presencialidad con algunas particularidades. Quiera Dios nos conceda saber llevarlo adelante en bien de la formación de nuestros niños y jóvenes, suscitando en ellos los valores humanos y cristianos, colaborando con la gracia de Dios para que nuestros alumnos puedan amar e imitar a Jesucristo y a la Virgen María, a través del conocimiento del Evangelio y la vida sacramental.

La familia es lo más importante y la primera educadora para nuestro proyecto, por eso debemos trabajar en equipo, para dar buenos frutos que puedan desparramar su gracia en este mundo donde queremos que brille la luz de la esperanza y la solidaridad.

Que Dios los bendiga.

Que Dios los bendiga y que tengan un buen año.

Padre Luis Gonzalez de Aguilar
Directora General